Poemas con nombres propios

25.2.03
 
Me encanta encontrar las imágenes escondidas. Por ejemplo, en la palabra "desmelenada" hay una mujer apasionada o un león. En la palabra "embiste" hay un toro. En el verbo arrancar se esconde la mano de una arpista.

"Embiste, / justa fatalidad" (Jorge Guillén)

"Con la punta de tus dedos / pulsas el mundo, le arrancas / auroras, triunfos, colores..." (Pedro Salinas).

El buen poeta no explicita la metáfora escondida.


 
El futuro perfecto es el tiempo de la imposibilidad

ya lo habrás notado

un comentario indigno de Blanchot


 
Acabo de enterarme de la muerte de Maurice Blanchot.


22.2.03
 
Entrometámonos, impliquémonos en las conversaciones ajenas

no, mantengámonos aparte en el silencio de las bestias

compremos y vendamos las acciones de la intermitencia

no, no hay apuro todavía, refugiémonos en la extrañeza

"donde nada vales, nada quieras"


21.2.03
 
¿Por qué escribo en español? (poesía quiero decir). Obviamente no puedo rivalizar a los poetas hispanohablantes. Lo que hago es un intento de encontrar ideas que de otra manera no se me hubieran ocurrido.


 
Genero documentos, me muerden en el muslo

el yo sobrevive los epitafios, se ahoga

en la nitidez de la separación, la brevedad

que no se resiente en un mundo donde los más reticentes se vuelven gárrulos


20.2.03
 
En los blogs de los escritores mexicanos apenas noto interés por la poesía escrita en otros países de lengua española. En los blogs de los poetas estadounidenses de habla inglesa apenas hay interés por la poesía de otros países. Hay algunas traducciones, pero no logran fomentar un entusiasmo verdadero. Hay poetas americanos que no han estudiado otro idioma. Todos quieren hablarme del ensayo sobre el duende de Federico García Lorca.




 
Habría sido mejor inventar unas biografías apócrifas, como las de Suso de Toro. ¡Qué decepcionante! Mi biografía real está en mi blog en inglés, en las observaciones diarias que hago sobre estas obsesiones mías.


19.2.03
 
Los lectores de este blog se habrán preguntado, ¿quién es Jonathan Mayhew? Nací en Boston en 1960, de una familia universitaria. Mi padre fue profesor de sociología y después administrador universitario. He vivido en varias "ciudades universitarias" (college towns) del centro y del oeste del país. Ann Arbor (de niño), West LaFayette, Columbus, Lawrence. He crecido en el valle central de Alta California. Estudié literature española en España y Literatura Comparada en la Universidad de Stanford, también en California. Como poeta, soy casi inédito. El blog "Jonathan Mayhew's Blog" me ha dado una identidad como poeta completamente espúrea. Soy lector obsesionado de la poesía desde la edad de 11 años. Colaboro con revista académicas especializadas de EEUU y España. Soy, aunque parece mentira, un especialista bastante conocido de poesía española contemporánea. Toco en batería pero no pertenezco a ningún conjunto musical en la actualidad. Apasionado por el jazz. Políticamente soy más bien de izquierdas pero odio la izquierda idiota. Nunca he sido marxista. Evidentemente soy burgués. Bebo pero no fumo. Me opongo, desde luego, a cualquier guerra en el Medio Oriente. Soy bastante escéptico en casi todo. Es posible que dios exista pero es imposible que sepamos nada al respecto. Admiro a Wittgenstein.

En cuanto a la literatura, soy partidario de los movimientos de vanguardia, sean las históricas o las actuales. Admiro la escuela de LANGUAGE aunque no su afán de monopolizar el discurso de vanguardia. Mantengo buenas relaciones con los poetas jóvenes de la Escuela de New York. Soy incapaz de leer novelas, salvo las del OuLiPo. ¿Algo más? Soy a la vez modesto e inmodesto, reticente y gregario. Soy aburrido, excepto para los que comparten mis obsesiones.



 
El susurro de unos cepillos de alambre sobre la piel del recuerdo

converso con las sombras, boxeo, gesticulo en las sombras

el recuerdo ya no es esa piel de tambor

ya no es de piel, podría ser el "cincuentón obeso"

de Cernuda, el "conviene percutir" de José Angel

es un aforismo ingente, atrabiliario, repetido hacia la saciedad

en la compulsión de hurgar en las sombras de alambre

***

Aquí empieza la nueva serie de falsos poemas mexicanos. Debo inventarme un heterónimo.


18.2.03
 
Las alumnas me pidieron que diera una frase tópica por cada poeta en la lista de lecturas. Ahora tengo que enseñar el soneto de Jorge Guillén, "Muerte a lo lejos."


 
Me esfuerzo por entender el ritmo del eneasílabo. Parece haber dos variantes: con los acentos en las sílabas pares o en las impares: Juventud, divino tesoro / ya te vas para no volver. O: "Vivir la vida del poema."


17.2.03
 
Nacho arremete contra Octavio Paz en su blog "humphreybloggart."


13.2.03
 
Doy por terminada mi serie de poemas bilingües que lleva como título "Quelques-uns mots qui jusqu'ici m'étaient mystérieusement interdits." Para mí, todo nuevo verso de un poema tiene que ser a la vez coherente e imprevisible, con referencia a los versos anteriores. Esa es la tarea que me he propuesto. Las versiones en inglés se pueden encontrar en mi otro blog.

***

Poco a poco, voy añadiendo enlaces con otros blogs que me parecen espacialmente valiosos. Hoy adjunto el de Nicolás Cabral, "El sitio vacío," de una inteligencia indudable en sus apreciaciones sobre el lenguaje.


 
Cómo he escrito ciertos de mis libros
mi cencerro yace abandonado junto a un platillo de China

le pido prestado una frase a un amigo
algo para la solapa de un libro que no he escrito

mis reticencias, que no me salvan del insulto
de todo lo que a la vez es previsible e incoherente


12.2.03
 
Jorge Ortega exagera, acaso, la hegemonía del verso libre en la poesía del siglo XX. Poesía métrica la han escrito la mayoría de los poetas más canónicos, aunque no de forma exclusiva: Borges, Paz, Neruda, Lezama Lima, Jorge Guillén, Aleixandre, Miguel Hernández, Lorca, Gil de Biedma, Claudio Rodríguez. Incluso el "verso libre" de estos poetas suele ser verso métrico disfrazado. ¿Cuántos alejandrinos se pueden encontrar en las odas elementales de Neruda? Muchísimos, aunque la tipografía los oculta. El verso libre de Vicente Aleixandre no dista mucho de la silva de Garcilaso de la Vega. Suele ser la combinación armónica de versos de 7, de 9 y de 11 sílabas. Si esto es así, ¿por qué quejarse del desuso del verso? El versículo fuertemente rítmico de Gamoneda puede ser tan "biológico" como un soneto de Gerardo Diego, otro vanguardista que pronto se convirtió en poeta de verso métrico.


 
Mi traducción de "Paisaje con pájaros amarillos" (Valente) se encuentra en "Jonathan Mayhew's Blog." Enlace a la izquierda.


11.2.03
 
Ya no soy "el que sirve (a veces)" sino "poesía referencial para ganar concursos." Me pregunto qué concurso puedo ganar yo.


 
Jugar con la superficie de la lengua casi parece de mal gusto. Los surrealistas franceses no trastornaron ni la gramática ni la sintaxis de la lengua francesa. Cuando era niño tenía clavado en la mente un verso de Breton: "Jersey Guernsey dans le temps sombre et illlustre." Creo que se trata de una vaca...


 
Desenfadado, ecuánime, perezoso
en tendenciosa noria, con pie inculto,
la condescencia pilfando del despecho,
borraduras en vaso dio, palos sin tibia....


10.2.03
 
Introduje por lo menos cinco errores en una breve cita del francés de Paul Eluard. Ahora los he corregido, pero puede que haya aun más. Citaba de memoria, que siempre es mala idea. Tampoco sé francés. Mi siguiente proyecto será traducir este texto de Eluard al español. El penúltimo fragmento di mi poema no me satisface. Lo de "flaco favor nos hizo el siglo XVIII / prohibiendo el encabalgamiento" es horrible, por lo menos dentro de esta secuencia. Podría servir como aforismo en otras circunstancias.


 
¿Por qué meto frases o palabras francesas en mis poemas escritos en español? Lo que me interesa de la serie, fundamentalmente, es la cuestión de las referencias culturales. No puedo saber si mis lectores comparten las mías, de ahí que los poemas funcionen de manera distinta según la procedencia del lector. El hecho es que ya nadie comparte ya la misma cultura. Mis mescolanzas sirven para recordármelo constantemente. Fue Eliot, al poner notas a su tierra baldía, que destruyó la lectura victoriana, basada en un canon fijo de referencias literarias.


9.2.03
 
Quelques-uns des mots qui jusqu’ici m’étaient mystérieusement interdits


Paul Eluard juega a los dados con Blaise Pascal


en Madriz debaten la Línea Clara y la Línea Chunga


los cantautores se vuelven más narcisistas que la rana de Basho


Heriberto Yépez enciende la radio y oye la voz de Jack Spicer



(mizu no oto)



8.2.03
 
Aunque esté equivocado en todo su sistema es perfecto

ponerles nombres a los caballos requiere un riguroso entrenamiento



flaco favor nos hizo el siglo XVIII

prohibiendo el encabalgamiento


7.2.03
 
Nieva como si esto fuera un poema cubano

los funiculares no permiten apóstrofes

desperdicios de un día de febrero

toco en batería los días de absoluta quietud

la andadura imprevisible de unas botellas de



aquí no hay nombres propios


6.2.03
 
Para presentar su enlace con este blog, Dolores Dorantes escribe "el que sirve (a veces)." Me encanta esta descripción tan precisa e ingeniosa. Sirvo, a veces, y a veces no.




 
Supongan que a un hombre drogado se le diera un falso alfabeto
me decía Ludwig en un falso sueño

y lo leyera de manera contundente
profiriendo una palabra por cada letra falsa

con todas las señas de estar leyendo
realmente el texto inexistente

pues algunos dirían que está leyendo de veras
otros que no

(penúltimo plagio de Wittgenstein)


 
Discutía el ripio de la noche con el ripio de la mañana
après mois la déluge

me encuentro superior a cualquier eufemismo al uso
después de la muerte del forjador Zildjian

y veinte años en tierra de Castilla


5.2.03
 
Seis grados de separación me separan de mí mismo
valga de redundancia
brillo por mi ausencia, como quien dice

ya no hay crepúsculo para Nellie
el gran Johnny Mercer estuvo de vacaciones
de ahí que la canción carezca de letra


***

Imperan los seguidores de Parménides
como si el mundo tuviera solidez

los de Heráclito se refugian en oscuros sótanos
las bombillas de funden, hélas

como si el mundo careciera de solidez


4.2.03
 
El poema cuyas partes he publicado aquí es un experimento en la traducción. Escribo las partes en español para luego traducirlas en el otro blog, donde también hago referencias al proceso de la traducción, que es de lo más libre posible. No me permito pensar en la traducción hasta después de escribir el texto en castellano. Pensar en las palabras inglesas de antemano sería hacer una trampa, según las reglas que me he impuesto. No me interesa la traducción como divulgación, aunque los que traducen sí desempeñan una función necesaria.


 
No soy ningún erudito
los pájaros me superan en el arte del vuelo


no levanto sospechas en las fronteras
rilkeo a gusto de los rioplatenses
los pájaros me superan en el arte del vuelo


llamo idiotas a los que se atreven a dirigir orquestas
respeto a los que se limitan a discutir de métrica
no me espantan los verbos defectuosos
los pájaros me superan en el arte del vuelo

(falso poema de Jack Spicer)




2.2.03
 
Autoría de las obras del malogrado autor

infamia de la historia sin esquilas

no exactamente la mejor recomendación

la de una palabra cuyo significado se me escapa

esquivez del momento realmente adverbial

coñac de la mañana los paraísos demasiado reales

endecasilábos del miedo, de los lugares comunes

hasta aquí todo perfecto en el grito del pavo real



1.2.03
 
Grafómano en gramófono, la voz del maestro David Shapiro.

Dónde tengo el tocadiscos

imperan los rizomáticos, sin atisbo de duda,

falso poema cibernético, leído o escrito al revés

al compás del gran Tony Williams

para traducírselo luego al pobre Mayhew